miércoles, 18 de agosto de 2010

CONCEPTO DE CAPITALISMO: SUS LEYES Y PRINCIPIOS


http://www.abcpedia.com/diccionario/concepto-capitalismo.html

Se dice capitalismo al sistema económico basado en el capital (dinero, caudal, patrimonio) como elemento principal que permite la producción y la generación de riqueza.

Definición y características del capitalismo
Más de una vez hemos escuchados decir que vivimos en un mundo capitalista, gobernado por individuos que sólo manifiestan interés por obtener ganancias dejando de lado los valores morales; pero:¿Es esta la definición capitalismo? Se cree que esta palabra es un término que engloba significados muy complejos y es por esto que sus estudios han demostrado diversas teorías como pensamientos al respecto. En este documento, mencionaremos las características principales del capitalismo, sus comienzos y su evolución como también los efectos que éste ha producto en las economías mundiales.
Características del capitalismo
La definición de capitalismo señala que éste es un sistema económico en donde los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios a través de complejas transacciones; decimos que son complejas porque en ellas intervienen los distintos precios y los mercados. Aunque el origen de este fenómeno data de la antigüedad; el capitalismo siempre se ha asociado a Europa, su evolución está constituida por diversas etapas hasta establecerse en la segunda mitad del siglo XIX.
El capitalismo comenzó en Inglaterra y se extendió hacia todo el mundo hasta que estalló la Primera Guerra Mundial, a partir de allí se estableció un nuevo sistema: el comunismo, lo que pasó a ser la contrapartida del capitalismo. A lo largo de su historia, pero principalmente durante su auge, esta forma de vida tuvo una serie de características básicas; lo primero que debemos destacar son los medios de producción (para ese entonces tierra y capital), éstos son de propiedad privada.
Debemos decir también que la actividad económica empieza a organizarse y a coordinarse por la interacción de los compradores y vendedores en los mercados; en tercer lugar tanto los propietarios de los recursos como los trabajadores son libres de buscar y maximizar su bienestar y es por eso, que a partir de del siglo XIX ambos tratan de sacar el mayor provecho de sus recursos y del trabajo que utilizan para producir.
La definición de capitalismo afirma que durante este período los consumidores pueden gastar como y cuando quieran la totalidad de sus ingresos y así obtener la mayor satisfacción posible. Así es como nace lo que se denomina como “soberanía del consumidor”, en donde se refleja un sistema capitalista el cual afirma que los productores se ven obligados a utilizar sus recursos de forma que satisfagan la demanda de los consumidores. Otra característica de este sistema se basa en que el control del sector privado por parte del sector público es mínimo ya que se tiene la teoría que la actividad económica se controla por sí misma y el gobierno sólo debe gestionar la defensa nacional y garantizar el cumplimiento de los contratos establecidos.
El capitalismo en el siglo XX
La definición de capitalismo afirma que este movimiento tuvo que afrontar numerosos cambios como crisis, las revoluciones y depresiones económicas provocaron diferentes reacciones en los individuos como en los sistemas económicos. En las democracias industrializadas de Europa y Estados Unidos, la mayor prueba que tuvo que superar el capitalismo tuvo lugar a partir de 1930, más precisamente con la caída de Wall Street lo cual provocó una profunda depresión en el país americano. De todas formas este sistema económico se mostró lo suficientemente fuerte para superar la situación; no obstante, los gobiernos democráticos empezaron a intervenir en las economías para poder solucionar los inconvenientes y las injusticias que este concepto creaba. Aunque la definición de capitalismo aseguraba que los estados debían permanecer al margen de toda actividad económica, Keynes demostró que éstos podían utilizar su poder económico, sus impuestos, su capacidad de gastos y el control de la oferta minoritaria para controlar cualquier tipo de sistema. De acuerdo a este pensador, durante una depresión económica el estado debe aumentar el gasto público, aún a costa de caer en un déficit presupuestario, y así compensar la caída del gasto privado. Durante los 25 años que sucedieron a la Segunda Guerra Mundial, estas teorías combinadas con el capitalismo generaron una gran expansión económica; todos los países con este modelo lograron un crecimiento constante con bajas tasa de inflación y crecientes niveles de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada